Reseña cine - La Gran Muralla: El triunfo de lo visual (23 de febrero en cines)

Siguiendo con las reseñas de los estrenos de este mes, hoy les contaré mis impresiones acerca de la nueva apuesta de los estudios Universal, La Gran Muralla. Dirigida por Zhang Yimou (La Casa de las Dagas Voladoras) y protagonizada por Matt Damon (The Martian) y Pedro Pascal (Game of Thrones, Narcos), la película nos cuenta la historia de dos soldados viajeros que en su búsqueda por pólvora, terminan inmersos en una guerra entre humanos y unas criaturas legendarias llamadas Tao Tie, y lo único que protege a la humanidad de una invasión de estos monstruos es La Gran Muralla China.


La primera vez que vi el tráiler de esta película pensé que sería una más de esas películas que se valen de mitos y leyendas de diferentes culturas, y que, agregando una tonelada de efectos especiales y actores de renombre terminan siendo películas mediocres y medianamente entretenidas tipo Dioses de Egipto o 47 Ronin. No podía estar más equivocado. 

Definitivamente es una película que logré disfrutar de principio a fin. Eso sí, debo hacerles una advertencia; si van a ver la película buscando diálogos electrizantes, actuaciones de lujo o personajes entrañables y con gran relieve, van a salir decepcionados. Esto se debe a que la principal apuesta de La Gran Muralla está en la parte visual de la obra, y lo vemos reflejado en espectaculares efectos especiales, un excelente CGI, escenas de acción muy bien logradas y planos de cámara bellamente armados. Ahora, esto no quiere decir que la parte de la historia sea terrible. Si bien la trama es un arquetipo de historia archiconocido, logra ser disfrutable a pesar algunos elementos que parecen ser muy predecibles (y otros no tanto), además Pascal logra poner muy bien la cuota de humor a lo largo de todo el filme y también logra un cierto grado de complicidad con Matt Damon que me parece digno de resaltar.


Una gran crítica que por lo general se le hace a este tipo de películas es la gran cantidad de estereotipos en los que caen. Afortunadamente La Gran Muralla logra zafarse (aunque no por mucho), pues aunque algunas veces cae en algunos, el gran punto a favor que tiene es que logra romper con muchos otros. El más digno de remarcar me parece que es el punto del idioma. Cuántas veces hemos visto películas donde los personajes occidentales llegan a oriente y curiosamente todos hablan inglés (y peor aún, entre ellos también). Afortunadamente aquí no sucede eso. Sólo un par de personajes orientales hablan el idioma, y todos los diálogos que deben ser hablados en chino, son hablados en chino. Seguramente esto habría sido distinto si no hubiese estado Zhang Yimou detrás de las cámaras. Me quito el sombrero.


Dicho todo esto, mis impresiones finales son que es una película que ciertamente no aburre, es entretenida, tiene un ritmo rápido y constante, y si bien no destaca por su guion, actuaciones o personajes, vale la pena verla en pantalla gigante dada su gran destreza visual.

En definitiva, si tienes claro al tipo de película que vas, hay una gran posibilidad de que disfrutes La Gran Muralla y su audaz apuesta visual tanto o más que yo.


Por José A. Pino
Reseña cine - La Gran Muralla: El triunfo de lo visual (23 de febrero en cines) Reseña cine - La Gran Muralla: El triunfo de lo visual (23 de febrero en cines) Reviewed by Hojas Mágicas on 17:48:00 Rating: 5

No hay comentarios:

Gustavo Hernández. Con la tecnología de Blogger.