Entrevista a Camila Valenzuela León (Autora de Zahorí I. El Legado)

Desde hace un par de semanas se encuentra disponible en nuestras librerías la novela juvenil "Zahorí I. El Legado" de la escritora chilena Camila Valenzuela León. Cuya historia gira en torno a cuatro hermanas que deben enfrentar su destino y descubrir un misterioso legado que les fue heredado. Es por ello que nos comunicamos con la autora, quien nos concedió una entrevistas para contarnos detalles de su novela.

Camila Valenzuela León (Chile)

Muchas gracias a Camila por acceder a responder nuestras preguntas. 
Aquí les dejamos la entrevista para que conozcan lo que nos contó.


En pocas palabras nos puedes contar ¿Quién es Camila Valenzuela León?

En pocas palabras: además de leer y escribir, me gustan las cosas sencillas. Me gusta ver películas en la comodidad de mi hogar. Me gusta estar con mi gente. Me gusta no complicarme por tonteras. Me gusta escuchar música, aunque no todo tipo de música. Me gusta cocinar. Me gusta hacer yoga, mucho yoga. Me gusta el Inti, mi gato. Me gusta el contacto con la naturaleza. Me gusta ser vegetariana y no apoyar una industria que se basa en el maltrato animal. Me gusta ser una persona consciente de lo social, crítica de la política y comprometida con aspectos básicos que nos definen como país. Me gusta el silencio.

¿Cómo nace la inquietud de comenzar a escribir sobre fantasía?
Desde muy niña escribí cuentos y más tarde, en la adolescencia, escribí novelas cortas que circulaban por mi curso como una suerte de "novela por entrega". Los temas siempre fueron cotidianos, pero entrelazados con aspectos fantásticos y tanto para mí (autora) como para mis compañeras (lectoras), era muy entretenido acceder a otras perspectivas de la realidad a través de un enfoque fantástico. Actualmente me dedico a este género porque, como te comentaba, cuando tenía doce o trece años, viví empíricamente el goce que se genera en los adolescentes por estos relatos. Además, la primera versión de Zahorí data del año 1999, así que, al retomarlo años más tarde, quise que mantuviera su esencia respecto al género.

¿Qué momento del día dedicas a escribir y cuál debe ser la atmósfera perfecta para estar concentrada?
Generalmente empiezo a escribir en las tardes y continúo hasta la noche. Me gusta el silencio y la calma que se produce cuando el día se acaba. Por otro lado, el ambiente donde transcurre la historia de Zahorí es bastante específico: el frío, la niebla, la lluvia. Por eso, el invierno representa la atmósfera ideal para ingresar a ese mundo. Con eso, un buen café y música, está todo listo.

¿Qué significó para ti ver tu obra publicada?
Es emocionante. La escritura siempre ha tenido una presencia importante en mi vida, así que la publicación de esta novela –sobre todo el que sea esta, y no otra–, es la concreción de un sueño que perseguí desde muy chica.

¿Dónde nace "Zahorí I. El legado"?
Zahorí nació, si mal no recuerdo, en 1999. Yo tenía catorce años y hacía poco había terminado de escribir la secuela de una novela que había hecho el año anterior. Como me gustaba mucho crear historias, tuve la necesidad de hacer algo nuevo y empecé con este relato de cuatro hermanas que llegan a vivir al sur, a la casona de su abuela materna: ese fue el origen más remoto de la saga. Cuando terminé el manuscrito, quedó guardado en un cajón. Mientras estudiaba literatura estuve enfocada en otro tipo de textos, muy diferentes a lo que es esta novela. Diez años más tarde, el 2009, recién egresada del pregrado, tenía ganas de escribir algo, pero no sabía qué. Escribía y escribía, pero no lograba dar con una historia que me gustara tanto como para sostener un proceso constante de escritura. Hasta que un día, ordenando mi pieza, encontré el manuscrito de 1999. Fue ahí cuando pensé: "Tengo que hacer esto de nuevo". Tomé un cuaderno, mi computador, el manuscrito y me fui a Valparaíso durante una semana. Ahí, en la casa de una tía, empecé el primer capítulo de Zahorí.

¿Qué te motivó a escribir "Zahorí I. El legado"?
Pienso que hubo muchos factores que incidieron en la escritura de esta novela. Por un lado, como te conté, el origen se remonta al año 1999 cuando quise escribir otra historia luego de que terminara una novela anterior. Como pasaron más de diez años desde que tuve esa idea original, no recuerdo muy bien por qué escogí ciertos temas o a raíz de qué se me ocurrieron, aunque probablemente tengan relación con el hecho de que siempre fui una lectora asidua a la literatura fantástica. Por otro lado, cuando salí de literatura tenía un vacío en cuanto al conocimiento de la LIJ, así que me puse a leer todo lo que encontré desde los clásicos hasta las obras contemporáneas. Entonces, tuve la sensación de que faltaba literatura fantástica para jóvenes hecha por chilenos y me dieron ganas de hacer algo respecto a eso, pero no sabía qué. Y más tarde, cuando me reencontré con el primer manuscrito de Zahorí, supe que eso era lo que quería trabajar.

¿Cuál fue tu principal fuente de inspiración a la hora de escribir la novela?
Tengo varias fuentes de inspiración. Es lógico que las lecturas pasadas incidan en la escritura: todo texto lleva voces de otros textos. Mis voces son esas otras lecturas, las películas que he visto, las caras que aparecen atochadas en el metro, los diálogos que escucho en la micro, la música que me acompaña cuando camino. Mis voces son las conversaciones con mi gente. Mis voces son las voces de mis profesores. Así que, sin duda, tengo una multiplicidad de referentes literarios y reales.

¿Te identificas con algún personaje de tu historia?¿Por qué?
No me identifico con ninguno en su totalidad, pero sí hay varios aspectos de cada uno de ellos que admiro mucho: me gusta la independencia de Matilde, la inteligencia de Manuela, la responsabilidad de Magdalena y la curiosidad de Marina. Me gusta la sabiduría de la Meche, la soltura de Emilio, la ternura de Vanesa, la entereza de Gabriel. Me gusta la fidelidad de Pedro que, a pesar de todo, sigue al lado de Mercedes; me gusta lo trabajador que es Damián. Cada uno de estos personajes tiene características que admiro –aunque no necesariamente por eso, me identifican–, y particularidades que no me gustan. Algunas de ellas se verán en este tomo y, otras, se podrán percibir en la totalidad de la saga. Lo importante, sin embargo, es que son personajes autónomos: ninguno de ellos es un reflejo de la autora.

¿Cuál es el personaje sobre el que más te gustó escribir?
Hay un personaje que me encanta: Manuela. Pienso que es una mujer muy astuta, inteligente, no hay nada que se le pase de largo, que no vea y, además, tiene un humor bastante especial. En ese sentido, Manuela es, sin duda, la más zahorí de todas las hermanas. No puedo adelantar mucho, pero sí puedo decir que ese personaje tendrá un desarrollo muy, muy interesante y será una pieza clave no solo en el primer libro, sino también en los demás.

¿Para qué tipo de público va dirigida tu obra?
Fundamentalmente está dirigida a jóvenes entre 12 y 17 años, aunque eso no quita que le pueda gustar a otro tipo de público. Zahorí tiene una historia entretenida y ágil; atrapa, pero sabe mantener cierta cadencia; sus personajes son verosímiles, cambiantes. Por ejemplo, Marina, la protagonista, a veces puede ser pusilánime; otras, sumamente decidida. A veces quiere a las personas que la rodean; otras, no. Se cuestiona sobre lo que sucede, una y otra vez, como toda adolescente real lo haría. No es la heroína que muere de amor y sólo vive por la posibilidad de estar con el chico que le gusta, su motor es la necesidad de descubrir quién es ella realmente, de dónde viene su familia, descubrir la verdad. Actúa de un modo con Magdalena, su hermana mayor, pero no es de la misma forma con Manuela, la del medio. Se trata, entonces, de una novela que no subestima a los jóvenes con historias y personajes evidentes y planos, al contrario, el misterio y aventura sorprenden al final de cada capítulo.

Sabemos que "Zahorí" será una trilogía ¿Nos puedes contar algún detalle de ello?
Lo único que puedo decir es que la historia tiene giros que ningún lector esperará. Los tres tomos ya están cerrados, sé perfectamente qué pasará en cada capítulo y, por lo mismo, puedo asegurar que se viene mucho suspenso, misterio y aventuras.

¿Sobre qué te gusta leer? ¿Cuáles son tus autores favoritos?
En cuanto a autores debo mencionar a Adolfo Couve. También, me encanta todo lo de Juan Rulfo, es una verdadera inspiración leer las descripciones de Comala, la caracterización de sus personajes o el eje de sus historias. Me gusta muchísimo la obra de Marguerite Yourcenar, de la Duras y lo que he encontrado traducido de Christa Wolf. Y estoy obsesionada con la literatura oriental, en especial con El romance de Genji y El libro de la almohada. Por otro lado, hace años me enamoré de El lápiz del carpintero, de Manuel Rivas. Nocturno de Chile, de Bolaño; Javier Marías y su Corazón tan blanco; Mauricio Wacquez, en especial los cuentos de Excesos. Y los cuentos de Poe.
En cuanto al género fantástico, entre mis libros favoritos están: Las crónicas de Narnia, Harry Potter, Los juegos del hambre, Canción y hielo y fuego, Jonathan Strange y el señor Norrell; y autores como Neil Gaiman, Philip Pullman o Carlos Ruiz Zafón. Por último, no puedo dejar de nombrar la obra completa de Tolkien. Su escritura me cautivó cuando era una niña y todavía lo sigue haciendo.

Ediciones SM siempre se caracteriza por las preciosas ediciones de sus obras ¿Qué opinas del resultado de "Zahorí I. El legado"?
Me encantó. Por un lado, Verónica Laymuns, la ilustradora que trabajará conmigo durante toda la saga, es una artista sumamente talentosa. Para mí, de verdad, es un gusto trabajar con ella porque tiene una habilidad inusitada para entender la esencia de la historia. A la Vero no es necesario darle muchas pistas: ella lee la novela y sabe lo que se debe hacer. Es seca. Por otro lado, el trabajo que hizo la editorial con el libro mismo es muy prolijo: la calidad del papel, los detalles en la portada, en fin, el resultado me gustó mucho y espero que a los lectores también les pase lo mismo.

¿Qué les dirías a los lectores que aún no han disfrutado de "Zahorí I. El legado"?
Les quiero decir, simplemente, que no se la pueden perder. Es una novela que les permitirá adentrarse en el bosque sureño, vivir aventuras fantásticas, pero verosímiles al mismo tiempo. Como dije antes, es una historia que atrapará a sus lectores, es ágil y rápida de leer; dará giros que, les aseguro, ninguno de ustedes ni siquiera intuye. Y, cuando terminen este primer tomo, estoy segura de que esperarán con ansias el próximo para saber qué pasará con las hermanas Azancot.

Para conocer más sobre Camila, pueden visitar su página web www.camilavalenzuela.cl

Muchas gracias a Camila nuevamente. 
Espero que hayan disfrutado la entrevista. 
Hasta la próxima.
Entrevista a Camila Valenzuela León (Autora de Zahorí I. El Legado) Entrevista a Camila Valenzuela León (Autora de Zahorí I. El Legado) Reviewed by Hojas Mágicas on 12:07:00 Rating: 5

1 comentario:

  1. Hace dos días termine de leer El Legado y me encantó, y eso que tengo 26 años. Lo que me atrajo del libro, además de la historia, es que Camila fuera chilena y el libro fuera de fantasía, debo reconocer que no he leído muchos autores de mi país, pero lo que he visto es que no hay mucha fantasía entre nuestros autores a mi parecer, puede equivocarme, ya que, como dije no he leído mucho autores chilenos.
    Espero que salga pronto en segundo libro, quede con algunas preguntas sin resolver, además de quedar muy interesante el libro.
    Precisamente yo vivo en el sur de Chile, exactamente en la región de Los Lagos donde está situada la historia,por lo que Puerto Frío me llamó la atención ya que nunca lo había escuchado, así que me puse a preguntar si alguien lo conocía y luego por internet, como no encontré nada deduje que el pueblo fue de creación de la autora, pero agradecería si Camila Valenzuela pudiera resolverme esa duda, ya que tengo el temor de equivocarme.
    Saludos, gracias por la entrevista y mucho éxito a Camila.

    ResponderEliminar

Gustavo Hernández. Con la tecnología de Blogger.